Cementos Portland registró unas pérdidas de 7,2 millones en los nueve primeros meses del año, frente a un beneficio neto de 4,3 millones de euros logrado en el mismo periodo de 2010.


La filial cementera del grupo FCC atribuyó estos resultados a la coyuntura por la que atraviesa el mercado de España y a la situación que se produjo en Túnez, que originó el paro temporal de las instalaciones y de la actividad comercial durante prácticamente todo el tercer trimestre del año.

La cifra de negocio de Cementos Portland sumó 482,1 millones de euros entre los pasados meses de enero y septiembre, un 17,1% menos, en tanto que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 131,3 millones, con un descenso del 17,6%.