La Comisión Europea autorizó hoy la fusión entre el fabricante de frenos italiano Brembo y la compañía alemana de productos de carbón SGL Carbon. El Ejecutivo comunitario indicó en un comunicado que la operación no impide que la competencia efectiva en el mercado europeo. La compañía resultante de la fusión se centrará en la producción y venta de sistemas de frenado de carbón y cerámica para vehículos utilitarios y comerciales ligeros.