La compañía japonesa Canon, el mayor fabricante mundial de cámaras digitales, recortará 700 empleos por la reestructuración de su negocio de tratamiento de semiconductores ('steppers'), según informa el diario japonés Nikkei. Según el rotativo, Canon pretende unificar en una misma unidad de negocio la venta de este tipo de aparatos para la manipulación de microchips con la división encargada de la fabricación de semiconductores. La multinancional japonesa ocupa la tercera posición en el mercado mundial de 'steppers' detrás de la holandesa ASML y la japonesa Nikon.