La acción no ha parado de ceder posiciones desde que estableció un máximo anual en 9,77. Movimiento que ha provocado que el oscilador RSI con datos semanales comience a alcanzar niveles elevados de sobreventa (ver ventana central en gráfico inferior).

Condiciones extremas con las que el precio se aproxima con fuerza a la zona comprendida entre 5,86 y 5,63 y que calificamos de clave porque en multitud de ocasiones anteriores y desde 1998 ha actuado de apoyo.

A la vez, el número de acciones negociadas continúa incrementándose apuntando a que existe interés por la compañía. En este contexto decidimos incorporar la acción al radar y esperar a signos de giro al alza en los soportes clave indicados para abrir posiciones largas.


Campofrío en gráfico semanal