El director general de Caja Mediterráneo (CAM), Roberto López Abad, indicó hoy que la entidad estará "atenta a lo que manda el mercado" y sus posibles reconfiguraciones, pero resaltó que tiene su "estrategia propia" y descartó que en estos momentos se esté estudiando "bajo ningún aspecto" una fusión con Caja Madrid, La Caixa o Bancaja. Según destacó, en el panorama financiero, por el momento, "no hay ninguna operación de fusión confirmada y las que se han planteado en estos momentos son de tamaño inferior a lo que es hoy CAM".