Caja Madrid cerró el primer trimestre del año con un beneficio de 72,97 millones de euros, lo que supone un descenso del 79,6% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, cuando ganó 357,43 millones de euros, informó hoy la entidad.
La caja contaba a cierre del primer trimestre del año con un total de 3.435 millones de euros en provisiones, por encima de los 3.175 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior. Del total, 2.631 millones eran de carácter específico y 768 millones genéricas.

La tasa de morosidad cerró el primer trimestre en el 5,43%, el mismo ratio que a cierre del año 2009, y ligeramente por debajo del 5,57% del primer trimestre de 2009. La tasa de cobertura se situó en el 44,8%, frente al 43,4% del cierre e 2009 y del 40,5% del primer trimestre de 2009.

La caja destacó su fuerte posición de liquidez, con 12.200 millones para descontar ante el BCE, y con la posibilidad de emitir con aval del estado por encima de los 5.000 millones.