Caja Madrid obtuvo un beneficio de 622 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un descenso del 44,8% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que su morosidad se situó en el 5,38% en el tercer trimestre, lo que supone una bajada de 0,17 puntos respeto a junio (5,55%), aunque crece si se compara con el año anterior (3,57%), informó la entidad.