Según publica la agencia Reuters, en la circular, CaixaBank explica que el objetivo único del grupo es "proteger los intereses de sus clientes, accionistas y empleados, garantizando la integridad de los depósitos".

La agencia, que cha tenido acceso a la circular, informa de que la dirección de la entidad pide a los empleados comunicar proactivamente a los clientes su "compromiso con la defensa de sus intereses, compromiso que a lo largo de la historia ha guiado siempre nuestras actuaciones y guiará las decisiones futuras que, en caso de ser necesario, hayan de tomarse".