El primer ministro británico, Gordon Brown, expresó hoy su confianza en que los líderes del G20 estén "a la altura" del desafío que afrontan por la crisis económica global y acuerden medidas concretas de acción en su cumbre de Londres. En declaraciones a la prensa tras reunirse con su colega australiano, Kevin Rudd, Brown dijo que los representantes del G20 no tratarán únicamente de estímulos fiscales, sino de una "amplia gama de medidas para estimular nuestras economías". El jefe del Gobierno respondió así a las informaciones publicadas en los últimos días en la prensa en el sentido de que hay una falta de apoyo en varios países a medidas coordinadas de estímulo fiscal, como apoya Brown para la cumbre de este 2 de abril en Londres.