En marzo está previsto que las dos compañías cierren el acuerdo iniciado en el mes de diciembre.


Al término de esta operación, la filial de la francesa Rubis ocupará la primera posición en lo relativo al control del GLP en nuestro país, tanto por volumen de ventas como por capacidad operativa, con más de 50.000 toneladas y más de 16.000 clientes.

Por medio de la incorporación de BP, Vitogas contará con capacidad logística y comercial suficiente para prestar servicio a instaladores y usuarios finales.

Vitogas entró en el mercado español en el año 2007 a través de la adquisición del negocio de gas licuado de Shell. A partir de este momento, emprendió la ampliación de su negocio nacional vía adquisición de Totalgaz España un año más tarde y que culminará en el mes de marzo tras asumir el control del negocio de GLP de BP.