La petrolera británica BP concluyó el primer trimestre del año con un beneficio atribuido de 6.079 millones de dólares (4.551 millones de euros), lo que supone una mejoría del 137% respecto a los 2.562 millones de dólares (1.918 millones de euros) del mismo periodo de 2009, gracias a la subida de los precios del crudo, según informó la multinacional, que anunció la aceleración de los trabajos para controlar el vertido de petróleo en el Golfo de México.  En concreto, BP obtuvo un beneficio de 8.292 millones de dólares (6.198 millones de euros) en el área de exploración y producción, prácticamente el doble que en el mismo periodo de 2009, mientras que en el segmento de refino y marketing el beneficio fue de 729 millones de dólares (544 millones de euros), frente a los 1.090 millones de dólares (814 millones de euros) del primer trimestre de 2009.