Números rojos en Estados Unidos. Los ánimos de los inversores de Wall Street se vieron mermados por la abultada caída que sufrió BP ante las preocupaciones por los costes que tendría que asumir el gigante de energía debido al derrame en el Golfo de México. Ante este escenario, el Dow Jones de Industriales perdió un 0,41 por ciento hasta los a 9.899,25 puntos, el Standard & Poor´s 500 cedió un 0,59 por ciento hasta los  1.055,69 puntos mientras que el Nasdaq cayó  un 0,54 por ciento hasta colocarse en los 2.158,85 puntos.
El promedio industrial Dow Jones perdió 40,73 puntos, o un 0,41 por ciento, a 9.899,25. El índice Standard & Poor´s 500cayeron 6,31 puntos, o un 0,59 por ciento, a 1.055,69. El índice Nasdaq Composite cayó 11,72 puntos, o un 0,54 por ciento, a 2.158,85.

Fueron las acciones de BP que se negocian en Nueva York unas de las más castigadas de la sesión, cayeron un 15,8 por ciento por las crecientes preocupaciones sobre los costos que tendrá que asumir el gigante de energía debido al derrame, el peor desastre ambiental en la historia del país. 

Wall Street subió durante la mayor parte de la sesión pero cambió la tendencia sobre el final por la percepción sobre los problemas de BP. Las acciones de los bancos también cayeron tarde en la sesión, al ritmo de las acciones de energía.

Kalivas de MF Global citó las preocupaciones de que algunos bancos con exposición en la región podrían estar en riesgo de registrar pérdidas. El índice de bancos KBW perdió un 0,8 por ciento y las acciones de Regions Financial, con sede en Birmingham, Alabama, cedieron un 4,4 por ciento a 6,79 dólares.