Bouygues ha conseguido un beneficio neto de 189 millones de euros en el primer trimestre del año, un 28 por ciento más que los 148 millones del mismo periodo de 2006. Y lo ha hecho gracias a la fortaleza de sus negocios, especialmente el de construcción. Además, el grupo de construcción y telecomunicaciones ha revisado al alza sus estimaciones de ventas para el año desde 28.600 hasta 28.800 millones de euros.