Emilio Botín  ha asegurado esta mañana que los inversores que "mantengan las acciones tras la conversión habrán realizado una muy buena inversión, no sólo porque seguirán recibiendo una alta rentabilidad vía dividendos sino por las expectativas de revalorización de la acción Santander tan pronto se normalice la situación económica y de los mercados".

Botín ha confirmado que, para dar más flexibilidad, se abrirán ventanas de conversión anticipadas el día 4 de los meses de junio, julio, agosto y septiembre. El mismo día de octubre se llevará a cabo la conversión obligatoria.