La canadiense Bombardier, primera fabricante mundial de material ferroviario y tercera de aviones, canceló la colocación de bonos preferentes por valor de 1.000 millones de dólares ante "las condiciones desfavorables de los mercados". La empresa confirmó hoy que, de forma adicional, también anuló su oferta pública de compra de 550 millones de dólares de sus bonos al 6,75%, con vencimiento en 2012.