El Gobierno boliviano ha aprobado un decreto que obliga a las petroleras extranjeras en el país, entre las que figura Repsol YPF, a contratar de forma preferente los servicios del grupo estatal YPFB, según el diario local 'Los Tiempos' y otros medios del país. El decreto supremo fue aprobado en el Consejo de Ministros del Gobierno de Evo Morales el pasado 29 de mayo y ha entrado en vigor tras su publicación en la Gaceta Oficial del país. En virtud de la norma, YPFB tendrá preferencia cada vez que una petrolera requiera la contratación de equipamientos, servicios o cualquier actividad relacionada con todas las áreas de la cadena productiva. Además, la invitación deberá ser cursada a YPFB independientemente de la cuantía de la contratación.