El banco francés BNP Paribas obtuvo en el primer trimestre un beneficio neto atribuido de 2.867 millones de euros, lo que representa una mejora del 9,6% respecto al mismo periodo de 2011.
 
Estas cuentas han estado favorecidas por las plusvalías de 1.800 millones por la venta de su particpación del 28,7% en Klepierre.

Sin tener en cuenta el impacto de elementos extraordinarios, el beneficio de BNP Paribas sería de 2.038 millones de euros, lo que supondría un descenso del 22,1% respecto al mismo periodo del año anterior.

La cifra de negocio de la mayor entidad francesa se situó en 9.886 millones de euros, un 15,4% por debajo del año anterior, mientras que la partida destinada a provisionar el riesgo de crédito aumentó un 2,8%, hasta 945 millones.

El consejero delegado de BNP Paribas, Jean-Laurent Bonnafé, destacó los buenos resultados operativos de la entidad en el primer trimestre y subrayó que el banco cumplirá los objetivos de solvencia fijados por Basilea III, convirtiéndose en uno de los mejor capitalizados.