El ciclo económico en nuestro país favorece que las empresas busquen salir al mercado de capitales. BME ha preparado el entorno pre mercado para guiar a esas compañías en ese camino a la bolsa. Vicente Olmos, presidente de Bolsa de Valencia nos visita para hablarnos de esta nueva iniciativa.

¿Qué es el entorno pre mercado para startups que está preparando BME?

El entorno es una iniciativa conjunta entre BME y la Asociació Española de Business Angels – Big Ban – con el objetivo de facilitar a las startups el conocimiento del funcionamiento de  este mercado y el acceso de nuevos inversores. El objetivo es dotarles del conocimiento necesario para poder llegar a financiarse a través de los mercados.  Para ello hemos creado un entorno físico y virtual que nos permitirá dar visibilidad a estas startups, acceso a nuevos inversores cualificados y celebrar eventos concretos para que empresas e inversores tengan contacto. Además de lo que más nos interesa que es facilitar la formación a empresas, inversores y profesionales de estas empresas.

¿Cómo se realiza esta preparación?

El entorno permitirá que las empresas se incorporen. Solicitan al comité de dirección y supervisión del entorno su acceso, de forma que aportan su documentación (que pueden encontrar en la página web de la Bolsa de Valencia) y a partir de ahí cuando cumplen los requerimientos se incorporan al entorno. En este momento pueden utilizar este entorno para organizar eventos y disponen de toda la información necesaria para que los inversores puedan tomar decisiones.

¿Cuáles son esos requisitos?

Para que puedan incorporarse al entorno las entidades tienen que ser S.A o S.L. Deben aportar las cuentas anuales auditadas de los dos ejercicios anteriores a la solicitud y además deben aportar plan de negocio con horizonte temporal de dos años. Además tienen que aportar necesidades de financiación entre 500.000 euros y 2 millones. Por último, las empresas deben estar en un estado de avance de cumplimiento de requisitos para incorporarse al mercado en que del entorno puedan tener el interés en práctica y formación que ofrece el entorno.  Además hay que decir que las empresas tienen un período máximo de permanencia de 3 años y en este período tienen que cumplir con obligaciones que tienen el objetivo de evaluar el avance en el cumplimiento de obligaciones para conseguir financiarse en el mercado.

Han recibido varias peticiones, ¿qué sectores destacan?

Diversos y muy atractivos. Entre las más de 30 peticiones nos encontramos con sectores tan diversos como biotecnología, aplicaciones para smartphones, ingeniería industrial, incubadoras de empresas y biomedicina.

¿Qué tienen que tener en cuenta los inversores que quieran invertir en estas “empresas del futuro”?

En primera lugar, recordar que se trata de inversores cualificados y el entorno ha creado un registro de inversores. En éste tienen que reunir una de las dos características siguientes: son asociados de Bit-Ban o presentan una documentación acreditativa de que se tratan de inversores cualificados expedidos por una empresa de servicios de inversión o entidad financiación. Recordar además que no hablamos de mercado ni secundario oficial ni alternativo.