La mayor cadena de electrónica de EE UU ganó 153 millones de dólares en el primer trimestre, lo que supone un descenso del 14,5% respecto a los 179 millones de un año antes. Los ingresos crecieron, no obstante un 12% hasta 10.100 millones de dólares. Excluyendo los costes de reestructuración, el beneficio podría haber sido de 42 centavos de dólar por acción en lugar de los 36 centavos alcanzados en el período. Best Buy mantiene su previsión de alcanzar un beneficio de entre 2,50 y 2,90 centavos por acción este año.