El déficit por cuenta corriente es contraproducente y debería reducirse poco a poco con el tiempo o, de lo contrario, Estados Unidos se arriesga a sufrir una fuerte corrección a pesar de que el déficit no está castigando actualmente a la economía del país de forma significativa, explicó el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke que realizó estas declaraciones en Alemania donde evitó referirse a la situación actual del mercado financiero estadounidense o hablar de perspectivas económicas.