El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, señaló que ese organismo actuará para resistir con firmeza la creciente inflación, mientras los costes energéticos se disparan de la mano del alza del petróleo. Bernanke también minimizó los datos de la semana pasada que mostraron que la tasa de desempleo saltó del 5,1 al 5,5 por ciento en mayo -su mayor incremento en 22 años-, diciendo que los riesgos de un empeoramiento sustancial en la economía estadounidense se estaban desvaneciendo.