El beneficio bruto de explotación (EBITDA) creció un 23,6%, hasta 519,56 millones, mientras que la facturación se elevó a 3.929,13 millones, lo que supone un incremento del 20,6%.