Beirsdos ha registrado un beneficio neto de 120 millones de euros durante el segundo trimestre, lo que supone un incremento del 20% respecto a igual periodo de un año antes. Las ventas del grupo alemán mejoraron un 10% hasta los 1.463 millones de euros, superando las estimaciones de los analistas, gracias al notable incmento de ventas de su principal marca, Nivea.