Los mayores bancos centrales mundiales han anunciado acciones coordinadas para reforzar su capacidad para proveer de liquidez al sistema financiero global, según han anunciado en un comunicado conjunto colgado en sus respectivas páginas web.
El objetivo de estas medidas es reducir las tensiones en los mercados financieros y mitigar los efectos de estas tensiones en el crédito a las familias y los negocios para ayudar a mejorar la actividad económica. En septiembre, ya hubo una operación coordinada similar para dar liquidez en dólares a la banca europea.

En concreto, el Banco de Canadá, el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón, el Banco Nacional de Suiza, el Banco Central Europeo y la Reserva Federal han llegado a un acuerdo para reducir los precios de los actuales líneas de swaps (intercambios recíprocos de divisas) en dólares en 50 puntos básicos. Así, a partir del 5 de diciembre de 2011 el nuevo tipo será del overnight index swap más 50 puntos básicos. El repo de 3 meses se queda abierta en el tiempo. Fuentes del mercado consideran que este plazo de tiempo "es poco". Juan Fernández, jefe de productos de ahorro e inversión de El Corte INglés reconoce que en el corto plazo da cierto juego "porque vuelve a activar al sistema financiero pero todavía tenemos incertidumbres que son muy grandes para el medio plazo- puede haber inflación, tenemos atisbos de recesión que siguen presentes...- se trata de ir dando alegrías a corto plazo pero que tengan que ir acompañadas de medidas políticas para que la economía real las vaya digiriendo".

Además, se ha aprobado la extensión de la autorización de estos intercambios, cuyo objetivo es facilitar la liquidez en dólares al resto de bancos centrales mundiales, hasta el 1 de febrero de 2013.

Asimismo, el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón, el Banco Nacional de Suiza y el BCE continuarán ofreciendo dólares en subastas a tres meses hasta nueva notificación, explica el comunicado.