Barclays tuvo que recurrir ayer a un crédito de emergencia de 1.600 millones de libras esterlinas (2.366 millones de euros) de la línea de crédito permanente del Banco de Inglaterra, según informa hoy la prensa británica. La entidad, que no quiso confirmar este hecho, sí emitió un comunicado en el que explicó que "hubo un fallo técnico en el sistema de compensación. La linea de crédito permanente del Banco de Inglaterra está ahí para facilitar las operaciones de mercado en tales circunstancias. De no haberse producido un fallo técnico esta situación no habría tenido lugar". Asimismo, la entidad afirmó que al final de la jornada había un exceso de liquidez en los mercados monetarios y las reservas de los bancos eran mayores que sus préstamos. "No hay problemas de liquidez en los mercados de Reino Unido. Barclays mismo tiene esta muy bien de liquidez. En estos momentos, la dramatización de tales situaciones no ayuda a los mercados, ni a sus miembros, ni a sus clientes".