Las tres inmobiliarias brasileñas participadas por el empresario Enrique Bañuelos han cerrado su fusión en el nuevo grupo Agre que presenta un valor de casi 3.000 millones de reales brasileños (unos 1.200 millones de euros), según un informe de mercado. Este valor neto de liquidación de la nueva compañía es así un 30% superior respecto al de la capitalización en bolsa, donde mañana viernes comenzará a cotizar con el nuevo 'tickers' de la empresa fusionada (AGEI3).