“Sin acción no hay cambio”


Todos conocemos parte del pozo negro que conformaba el sistema financiero español y que ahora la justicia trata de sacar con muchas dificultades los escombros de los que estaba repleto. Parece mentira que, si con nuestros impuestos hemos tenido que acudir al rescate de entidades fraudulentamente gestionadas por políticos metidos a banqueros en las que todo cabía y, sobre todo y principalmente su enriquecimiento a toda costa ilícito que ahora las propias entidades rescatadas cuyos gestores han sido designados nuevamente por el poder político de turno, SE NIEGEN a facilitar la documentación solicitada de las operaciones que presuntamente provocaron este desastre en sus cuentas a la justicia así como también las testificales que se necesiten para aclarar estas cuestiones. Estamos en un mundo al revés donde se quiere ocultar al conocimiento público los desmanes de unos señores puestos a dedo que parece que lo único que hicieron fue enriquecerse y favorecer a sus amigos y que, además, para más inri dicha fiesta la tenemos que pagarla entre todos, como ya hemos hecho con 36.000 millones en el caso de Bankia y 100.000 millones hasta la fecha en total para las entidades rescatadas ¿Cuántos puestos de trabajo se podían haber creado con este dinero incentivando las empresas?

Parece que, como en muchas otras cuestiones, se niega al ciudadano el conocimiento de las cosas, se entorpece la acción de la justicia y sobre todo nadie se hace responsable de lo que ocurre o a ocurrido.- No podemos echar tierra sobre este pozo y colmatarlo sin saber de qué se compone su relleno por mucho que les pese a los antiguos gestores o poderes públicos, los clientes que han perdido sus ahorros en acciones y todos los ciudadanos que con nuestros impuestos los hemos rescatado, necesitamos saber que ocurrió y como se esfumaron cantidades tan vergonzantes de dinero, porque con esta fusión y posterior salida a bolsa de BANKIA se pretendía que todos fuéramos banqueros para poco después querer que volviéramos a los principios “¿Seria para volver a malversar? “, solicitar 20 testificales y documentación de 30 operaciones PRESUNTAMENTE SOSPECHOSAS no creo que sea nada irrespetuoso ni que ponga en peligro a la entidad pero además si así lo fuera los ciudadanos tienen derecho a saber donde colocaron su dinero y que se hizo con él .-No puede ser que nadie sea responsable de ello, no puede ser que nadie vaya a la cárcel por los desmanes realizados, no puede ser que las cosas sigan ocultas, es necesario y exigible que sepamos al verdad y que se cambie la forma de operar.

Las argumentaciones en contra ofrecidas por Bankia parecen de chiste o simplemente una cortina de humo para dilatar que se sepa la verdad a toda costa, indicar que se desnuda a la entidad, o alegar el elevado coste que supondría el recabar esta información, esto además de ser mentira es un intento fragante de ocultar la realidad, no se trata de información sensible, se trata de saber que paso en la quiebra de la entidad.-Siempre hemos comentado que los organismos extranjeros especializados en esos asuntos no se fiaban de lo que les contaban las cuentas de nuestras entidades financieras porque solemos actuar con medias verdades y ya nos conocen, seguimos sin cambiar de táctica y así nos va. A todo esto, el BdE también tiene toda la información y fue un actor imprescindible para que las cosas sucedieran de esta determinada manera y tampoco nadie pide responsabilidades de ningún tipo.

Entiendo que estas situaciones no pueden suceder, la verdad debe imponerse y no ocultarse cuando con dinero de los ciudadanos detraído de otras necesidades más perentorias se ayuda a un sistema corrupto y que además impide su regeneración al no facilitar que se conozca el por qué hemos llegado a estas situación tan desastrosa y que tanto dinero está costando a todos


Rafael Montava Molina
Consultor Financiero Empresarial
rafaelmontavamolina@gmail.com