Bank of America, el segundo mayor banco comercial de EEUU por valor de mercado, obtuvo un beneficio neto de 3.410 millones de dólares (2.149 millones de euros) en el segundo trimestre, lo que supone una caída del 40,8% , respecto al mismo periodo del año anterior. No obstante, el beneficio por acción del banco alcanzó los 0,72 dólares (0,45 euros) y superó las expectativas del mercado, que esperaba un beneficio por acción de 0,56 dólares (0,35 euros). Asimismo, Bank of America alcanzó una cifra de negocio récord de 20.315 millones de dólares (12.804 millones de euros), un 3,5% por encima del segundo trimestre de 2007.
Las provisiones por pérdidas crediticias sumaron 5.830 millones de dólares (3.674 millones de euros), más del triple que en el mismo periodo del año anterior, mientras que los activos en riesgo de mora alcanzaron los 9.750 millones de dólares (6.146 millones de euros), el 1,13% del total de los préstamos del banco y cuatro veces más que en el segundo trimestre de 2007. En el conjunto de los seis primeros meses del año, Bank of America obtuvo un beneficio neto de 4.620 millones de dólares (2.912 millones de euros), un 58% menos, mientras que la cifra de negocio sumó 37.318 millones de dólares (23.519 millones de euros), un 1,3% menos que en el primer semestre de 2007. Por su parte las provisiones por créditos fallidos alcanzaron los 11.840 millones de dólares (7.462 millones de euros), casi cuatro veces que las acumuladas en el mismo periodo del año anterior. Por otro lado, la entidad precisó que sus resultados del segundo trimestre no incluyen las pérdidas de 2.330 millones de dólares (1.470 millones de euros) registradas por la hipotecaria Countrywide Financial y que fue adquirida por Bank of America el pasado 1 de julio por 2.500 millones de dólares (1.577 millones de euros).