Banesto obtuvo un beneficio neto de 169,5 millones de euros durante el primer trimestre, lo que supone un descenso del 19,9% respecto al mismo periodo del año anterior.

Durante el primer trimestre del año, Banesto aumentó su ratio de 'core capital' hasta el 8,6% de forma orgánica, cumpliendo con holgura con las exigencias del Gobierno. El objetivo de llegar al 9% se adelanta a finales de 2011.

El beneficio neto ordinario, antes de dotaciones extraordinarias, se situó en 187 millones de euros, un 17,4% inferior al año anterior.

Banesto realizó dotaciones brutas adicionales por 25 millones de euros para reforzar la cobertura con provisiones de los activos inmobiliarios adquiridos.

La tasa de morosidad aumentó "muy ligeramente" hasta el 4,15%, frente al 4,08% a diciembre.La entidad destacó que el primer trimestre del año se ha continuado desarrollado en un contexto "complicado", con tensiones en los mercados, endurecimiento de la intensidad competitiva y persistencia de la debilidad económica.