Banesto ha lanzado una emisión de participaciones preferentes por importe de 250 millones de euros ampliable hasta 500 millones, que podrán suscribirse a partir del próximo día 3 de junio hasta el día 25 del mismo mes, informó hoy la entidad. El banco espera "una favorable" acogida a esta emisión, que está dirigida al mercado minorista, ya que la rentabilidad de la misma se sitúa en niveles similares o incluso superiores a las realizadas en 2009 por otros bancos con ratings similares.
El valor nominal de cada participación asciende a 1.000 euros y el importe mínimo de suscripción es de tres participaciones. El precio de emisión es a la par y el plazo es "perpetuo", aunque existe la posibilidad de que el emisor amortice anticipadamente a partir del quinto año.

La remuneración, predeterminada y no acumulativa, será del 6% nominal anual fijo durante el periodo comprendido entre la fecha de emisión y desembolso (inclusive) y el 29 de junio de 2010 y del 5% nominal anual dijo desde el 29 de junio de 2010 (inclusive) hasta el 29 de junio de 2011 (no incluido).

Asimismo, desde el 29 de junio de 2011 (inclusive) en adelante, la remuneración será variable, referenciado al Euríbor a 3 meses, más un diferencial de 2,30% y con un mínimo nominal anual del 4%.

Los valores cotizarán en el mercado de renta fija, pero adicionalmente, se ha suscrito un contrato de liquidez con Banco Popular por el que éste se compromete a dar liquidez al valor mediante la cotización de precios de compra y venta, hasta el 10% del importe efectivo de la emisión.

La rentabilidad (spread) a vencimiento es de 282 puntos básicos, que alcanza los 304 en los cinco primeros años, período a partir del cual existe la posibilidad de que el banco ejercite la opción de amortización anticipada.

Precisamente, el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, destacó el pasado martes, tras la presentación del informe anual del organismo supervisor, que se ha extremado la vigilancia sobre determinados valores ante las especiales circunstancias de los mercados durante 2008, entre ellos las participaciones preferentes, que se ha incrementado de forma notable.

El organismo explicó que una parte importante de dichas emisiones, que son comercializadas por el propio emisor, se dirigen únicamente a inversores minoristas, por lo que se ha prestado "especial atención" para evitar posibles conflictos de interés y garantizar la valoración adecuada de dichos productos.

El anuncio de Banesto se produce después de que el banco cerrase con éxito el pasado martes la colocación en el mercado institucional de una emisión de cédulas hipotecarias por un importe de 1.000 millones de euros a un plazo de cuatro años a un precio midswap más 120 puntos básicos.