Banco Popular obtuvo un beneficio neto de 176,5 millones de euros en el primer semestre, cifra un 42,5% inferior a la de igual periodo del año pasado.

Banco Popular ha destinado en el primer semestre del año 3.433 millones de euros a provisiones y ha descartado que vaya a solicitar ayudas públicas para cumplir con las exigencias normativas del Gobierno en la cobertura de los riesgos inmobiliarios.

La entidad ha destacado que ha logrado en el semestre un crecimiento de su margen de intereses del 37,4%, mientras que el margen bruto aumentó un 33,2%.

El ratio de morosidad hasta junio se situó en el 6,98%, por encima del 5,58% de un año antes, con una cobertura del 66,40%.

Mejora su ratio de Tier 1 hasta el 10,49%, cumpliendo con las exigencias de la EBA.