Banco Pastor registró un beneficio neto de 101,1 millones de euros en 2009, lo que supone un descenso del 38,4% respecto al ejercicio precedente, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Sin las dotaciones extraordinarias de 122,9 millones de euros, el resultado atribuido se hubiera elevado a 187,1 millones de euros, lo que implicaría un incremento respecto a 2008 de 23 millones, un 14% más.

Banco Pastor consideró que la prudencia debe seguir siendo la prioridad en 2010, por lo que ha hecho los esfuerzos necesarios para acumular un saldo total de provisiones de 829 millones de euros, "el más alto de la historia", de tal manera que se blinda contra cualquier contingencia este año y proyecta la entidad hacia los próximos años. En términos interanuales, dichos fondos han crecido en 336 millones de euros.

La entidad ha logrado mantener su ratio de mora en los mismos niveles del tercer trimestre, es decir, en el 4,88%, por debajo de la media del sector que supera el 5%.