El Banco Mundial urgió este miércoles al gobierno chino a que tome más medidas para enfriar su economía y evitar la inflación, ya que el banco prevé que el crecimiento económico del país se acelerará al 9,5% este año. En su informe Actualización Trimestral de China más reciente, el Banco Mundial aumentó su previsión para la expansión económica china para 2010 frente al 8,7% pronosticado en noviembre, y sugirió a Beijing que use aumentos de las tasas de interés y un yuan más fuerte para evitar la inflación y la formación de burbujas de activos en el mercado local de bienes raíces.