Masaaki Shirakawa, gobernador del Banco de Japón, dijo el lunes que los bancos centrales deberían aprender de la actual crisis financiera y poner en marcha una política para enfriar a las economías sobrecalentadas, aunque las tasas de inflación sean bajas, según el texto de un discurso.  "Hacen falta respuestas de política monetaria de todos modos", aunque "los excesos no pueden contenerse simplemente con políticas monetarias, sino por un conjunto de medidas políticas", dijo Shirakawa en el texto del discurso que pronunciará el viernes.