El grupo Banco Espírito Santo (BES) obtuvo un beneficio neto de 360,8 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 7,8% respecto al mismo periodo de 2008, informó la entidad lusa. A este respecto, BES destacó que la actividad del área internacional contribuyó "significativamente" al comportamiento del grupo, con un resultado neto de 126,9 millones de euros, que representa un 35,2% del resultado consolidado