Banca Cívica cumplirá con los nuevos requerimientos en forma de provisiones que el Gobierno de España ha determinado para los distintos activos inmobiliarios en el plazo previsto. Para ello, la entidad ejecutará una serie de medidas que permitan mantener los requerimientos regulatorios, por lo que no precisará acudir al apoyo de los fondos del FROB.


Una vez hechas públicas las líneas generales de la nueva reforma del sistema financiero, y a la espera de su aprobación por el Consejo de Ministros, Banca Cívica cumplirá con los nuevos requerimientos en forma de provisiones que el Gobierno de España ha determinado para los distintos activos inmobiliarios en el plazo previsto. Para ello, la entidad ejecutará una serie de medidas que permitan mantener los requerimientos regulatorios, por lo que no precisará acudir al apoyo de los fondos del FROB.

El ajuste de aplicar los nuevos requisitos normativos en Banca Cívica ascendería a 651 millones de euros. De los cuales 630 millones corresponderían a los saneamientos por cuenta de resultados más 21 millones en recursos propios. Este ajuste será cubierto en su totalidad con un próximo canje de participaciones preferentes, una vez obtenidas las autorizaciones societarias y regulatorias, anunciado el pasado 13 de enero a través de un Hecho relevante enviado a la CNMV y que se está analizando. Recordemos que las preferentes emitidas por la entidad ascienden a unos 900 millones de euros.

Además de la posibilidad de canjear las participaciones preferentes, Banca Cívica cuenta con otras medidas como la optimización en la valoración de los activos ponderados por riesgo y la posible generación de plusvalías extraordinarias que se proyectan sobre unos 250 millones de euros adicionales. En total, Banca Cívica podría generar hasta unos 1.150 millones de euros con los que hacer frente a los requerimientos de la nueva normativa.

Después de su aplicación, la cobertura de toda la exposición a suelo calificado como problemático de la entidad ascenderá al 60%. A su vez, la cobertura de los activos problemáticos de promoción en curso ascenderá al 50%.Por otro lado, cumpliendo también con la nueva normativa, se constituirá un colchón de recursos propios del 20% a la citada exposición a suelo y del 15% en promoción en curso calificada de problemático.

Finalmente se mantendrá una provisión genérica del 7% sobre el resto de exposición a promoción y construcción inmobiliaria Banca Cívica comparte con el Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España la convicción de que esta reforma contribuirá a la mejora de la confianza y la credibilidad del sistema financiero español, objetivo para el que la entidad pondrá los recursos necesarios que contribuyan a llevarlo a cabo, tal y como queda reflejado en las cifras presentadas en esta comunicación. De la misma forma, y aunque como ha quedado patente la viabilidad en solitario de Banca Cívica no está en cuestión, la entidad mantiene una posición de análisis de todas las posibilidades que en el futuro puedan ser beneficiosas para los clientes del banco, y contribuyan a la creación de valor para sus accionistas.

Restando los 78 millones de euros de provisiones de fuera de balance el impacto total descendería a 1.300 millones de euros antes de impuestos.

Si además consideramos los resultados recurrentes y el colchón actual de provisiones genéricas, 400 millones sumando los dos conceptos, el impacto pasaría de los 1.300 millones hasta 900 millones antes de impuestos, que después de impuestos supone un impacto final de 630 millones de euros.
2.- Impacto en recursos propios: 21 millones de euros
Si aplicamos un 20% de colchón sobre la exposición total a suelo y del 15% a promoción en curso a finales de septiembre, tal y como exige la nueva normativa, Banca Cívica tendría unas necesidades de capital de apenas 21 millones.
Por lo tanto considerando ambos impactos, tanto en cuenta de resultados como en los recursos propios, el impacto total ascendería a 651 millones de euros que suponen 1,63% 1,53% sobre los Activos Ponderados por Riesgo.