La mayor aseguradora de Reino Unido y quinta del mundo registró en España un beneficio después de impuestos de 133 millones de euros en 2009, lo que supone un incremento del 12% respecto al ejercicio anterior.
Durante el año pasado, la aseguradora obtuvo unos ingresos por primas en España de 1.827 millones de euros, el 2% menos que un año antes, en tanto que las aportaciones por pensiones supusieron 657 millones de euros, el 3% más que en 2008. Los fondos gestionados por la aseguradora alcanzaron los 13.720 millones de euros, lo que supone un aumento del 3%.