La filial húngara del fabricante de automóviles Audi ha suspendido la producción durante una semana debido a la crisis económica, según informó hoy la empresa. Mónika Czechmeister, portavoz de Audi Hungária, explicó que la producción se suspendió el lunes y durará hasta después de las Pascuas, según recoge la prensa local. Los trabajadores de las líneas de producción afectados serán obligados a tomar vacaciones mientras dure el paro. La fabricación de automóviles se suspenderá durante toda la semana, mientras que el montaje de motores sufrirá paros más cortos, de un día, en función de la demanda. Esta es la tercer vez desde finales de 2008 que Audi Hungária paraliza su cadena de montaje.