Las principales bolsas europeas abren la sesión en positivo, tras el cierre mixto de la sesión de ayer, con la atención puesta en la continuación de la presentación de resultados y la publicación de datos PMIs a uno y otro lado del Atlántico. El euro retrocede y el petróleo Brent se estabiliza en los 1,16 y los 73 dólares, respectivamente.

Apertura al alza en Europa  tras el cierre mixto de ayer, con los inversores digiriendo las duras amenazas que se dirigieron mutuamente el régimen iraní, en boca de su presidente, Hasán Rouhaní, y el presidente de los EEUU, Donald Trump. También pesó en el comportamiento de estas bolsas, como viene siendo habitual desde hace meses, el conflicto tarifario que mantiene abierto la Administración estadounidense con sus principales socios comerciales, especialmente con China y con la UE.

Además, los resultados empresariales trimestrales que se fueron conociendo a lo largo del día en Europa no terminaron de convencer a los inversores, lo que se reflejó en las caídas de las cotizaciones de algunas de las empresas que los dieron a conocer, como fue el caso de la holandesa Royal Philips, de la irlandesa Ryanair, de la francesa Icade y de la suiza Julius Baer.

Ayer, el presidente de EEUU escribió un tweet muy amenazante contra Irán, tras haber dicho el presidente Iraní, Hasán Rouhaní, que Washington “no debería jugar con fuego”, ya que empezar un conflicto con Teherán supondría "la madre de todas las guerras". Donald Trump advirtió al presidente iraní que "no vuelva a amenazar a EEUU" a menos que quiera enfrentarse a graves consecuencias.

Hoy Donald Trump recibirá a Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, en la Casa Blanca, con los aranceles sobre los automóviles europeos en el punto de mira.

Por su parte, China dijo ayer que no quiere usar el yuan como arma de guerra comercial.

El Bundesbank en su informe mensual, apuntó hacia un mayor optimismo económico, al asegurar que se ha ganado algo más de momento en la primavera con apoyo de mejoras en la producción de automoción y farmacia, pero dejaron claro que crecimientos como los del año pasado no parece que se vayan a repetir. El consumo privado apoya el movimiento y la recuperación de las exportaciones.

Además, la primera ministra británica, Theresa May, descartó un segundo referéndum sobre el Brexit y dijo que han recibido una respuesta positiva de Bruselas a las propuestas que se han hecho hasta la fecha. Sin embargo, desde Bruselas rechazan las propuestas de Reino Unido sobre el acceso de Londres a los servicios financieros europeos. Desde Reino Unido dijeron también que si se produjese una fisura en las negociaciones que desencadenase en un mal final, habría una fractura en la sociedad británica respecto a Europa que podría durar una generación.

Con todo, las principales bolsas europeas abren la sesión al alza. Fráncfort sube un 0,50%; París, un 0,40%; Londres, un 0,14%, y Milán, un 0,67%. El Euro Stoxx 50 repunta un 0,37%.

El euro continúa retrocediendo frente al dólar y se intercambia a 1,166 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa avanza un 0,07%, hasta los 73,11 dólares por barril.

En la agenda macro de la sesión destaca la publicación en la eurozona, Alemania, Francia y EEUU de las lecturas preliminares de julio de los índices adelantados de actividad de los sectores de las manufacturas y de los servicios. Los analistas de Link Securities esperan que estos índices apunten a un fuerte crecimiento en EEUU y a uno más sostenido en Europa, donde todo parece indicar que la principal economía de la región comienza a recuperar algo de “momento”.