El presidente del banco recientemente nacionalizado Anglo Irish Bank Corp., Donal O'Connor, dijo el martes que prevé posibles pérdidas por morosidad de 7.500 millones de euros y ve un "deterioro continuado" de las condiciones de mercado actuales. O'Connor señaló que cada caída del 10% en el valor de las propiedades inmobiliarias tendría como resultado depreciaciones de 1.500 millones de euros. "La posición financiera de Anglo se ve agudizada por aspectos de gobierno y la incertidumbre sobre la estrategia futura del banco", dijo O'Connor, que añadió que la entidad ha aumentado su dependencia en el banco central.