Amper registró un beneficio neto de 590.000 euros durante el primer trimestre del año, frente a los 'números rojos' del mismo periodo del ejercicio anterior, que se cerró con 110.000 euros, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 3,41 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 7%, mientras que las ventas se situaron en 64,03 millones de euros, un 6,5% menos.

La cartera de pedidos consolidada a 31 de marzo ascendió a 204,91 millones de euros, lo que representa un retroceso del 21% respecto a los tres primeros meses del año anterior.