La empresa francesa Alstom, histórica proveedora de trenes del Metro de Santiago, ha anunciado que impugnará ante la justicia el proceso de licitación de nuevos coches, que por primera vez en 35 años se adjudicó la española CAF, por 250 millones de dólares. Alstom cuestiona el proceso por el cual se adjudicó la construcción de 144 nuevos trenes para el ferrocarril metropolitano, con un plazo de entrega de 2009 para cubrir la ampliación de la Línea 1.