El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, destacó que en las últimas semanas ha habido "algunas buenas noticias" para la economía de la UE, como la vuelta al crecimiento de Francia y Alemania, pero pidió "prudencia" porque todavía quedan problemas por resolver como el aumento del paro y del déficit o las dificultades del crédito.

"Creo que hay buenos datos que confirman que podemos estar empezando a superar la crisis", dijo Almunia en declaraciones a la entrada de la reunión de ministros de Economía de la UE para preparar la cumbre del G-20.

No obstante, el comisario de Asuntos Económicos resaltó que "hay que ser prudentes porque quedan todavía muchos desafíos por abordar y hay problemas como el desempleo, la situación de las cuentas públicas o la situación que todavía no funciona razonablemente en el circuito de crédito".

A juicio de Almunia, hay que seguir abordando estos problemas "de una forma coordinada, tanto a nivel europeo como a nivel global en el marco del G-20". El comisario también consideró "razonable y necesario desde el punto de vista económico y político" tratar "seriamente" la cuestión de las primas a los directivos bancarios, y recordó que la Comisión ya publicó una recomendación sobre este tema en abril.