Allianz ha registrado un beneficio neto de 1.921 millones de euros en el tercer trimestre, lo que supone un crecimiento del 20,7% respecto al año anterior. El beneficio operativo ha caído a 2.604 millones de euros desde los 2.660 millones de un año antes. Los analistas esperaban un beneficio neto de 1.470 millones de euros y un beneficio operativo de 2.388 millones de euros.