El consejo de administración de Alitalia seleccionó a Intesa Sanpaolo para que le ayude a encontrar un comprador de la aerolínea, más de 18 meses después de que el gobierno indicara que busca un interesado. En un comunicado, Alitalia dijo que el banco italiano "le ayudará a fomentar y buscar una oferta, que se hará al accionista (de control) o a la compañía, pensada para hacerse con el control (de Alitalia)". El gobierno italiano posee un 49,9% de la aerolínea con sede en Roma. El martes, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, aseguró que el gobierno no aceptará la quiebra de la compañía y la ausencia de una aerolínea de bandera en el país.