Alemania ha confirmado su crecimiento económico para el segundo trimestre del año. Un 2.2%, que supone la mayor tasa en 20 años, y que sin embargo no pudo evitar que el déficit público se duplicara en el primer semestre. La oficina federal de estadísticas alemana dijó que el déficit subió hasta los 42.800 millones de euros, un 3.5% del PIB, desde los 18.700 millones de un año antes.

Esa cifra, sin embargo, todavía está muy por debajo de la estimación de déficit del Ministerio de Finanzas para 2010, de alrededor del 5% del PIB.

Por otra parte, Destatis confirmó su estimación inicial de que el PIB del segundo trimestre creció un 2,2% respecto al primer trimestre y un 3,7% interanual. También confirmó su revisión del primer semestre, cuando la economía creció un 0,5% trimestral y un 2,0% interanual.

Tras desagregar los datos del segundo trimestre, Destatis dijo que las inversiones brutas subieron un 4,7%, mientras que el consumo privado aumentó un 0,6% y el consumo público creció un 0,4%.