Fuertes caídas en la renta variable europea. El Ibex 35 cerró la sesión con una penalización del 4.6% que le llevó a los 7.830 puntos. Una caída que se produjo después de las palabras de Bernanke, en las que el mercado interpretó que la operación twist no sería suficiente para la recuperación económica y descontando una, más que evidente, recesión. En el mercado de divisas, el euro cotiza en torno a los 1.35 dólares.

Sin respiro. Los mercados de renta variable europeos mantuvieron las caídas desde el primer minuto de la sesión. ¿Conclusión? El Ibex 35 cerró sus puertas con una penalización del 4.6% que le llevó a los 7.830 puntos. Una penalización que se trasladó al resto de plazas europeas: el DAX perdió un 5% y marcó los 5.166 puntos. El Eurostoxx50 descontó un 4.5% de su cotización en tanto que el CAC-40 superó el 4.75 de caída al cierre de la sesión.  Y parece que no será suficiente. Daniel Pingarrón, analista de IG Markets reconoce que "la visita a los mínimos anuales bursátiles del 13 de septiembre parece el camino más probable.(...) El segundo factor con potencial para revertir la tendencia (Grecia) tendrá la oportunidad de actuar la semana que viene, donde conoceremos novedades sobre la decisión de la Troika y las votaciones en los parlamentos nacionales sobre los acuerdos alcanzados el 21 de julio. El escenario sigue siendo dual: fuertes subidas o nuevas perforaciones de mínimos".

Una penalización que también llegó al otro lado del Atlántico, cuyos índices pierden más del 2%, y que se traslada al índice VIX de volatilidad, que cotiza por encima de los 40 puntos al sumar algo más del 8% en la sesión. ¿Conclusiones? En el mercado hay miedo a la recesión.  Sobre todo después del sabor agridulce que dejó el mandatario de la Reserva Federal, Ben Bernanke, al activar la operación twist de venta de deuda de corto plazo para comprar la de largo plazo. Una  operación que "aplanará la curva de tipos pero que no solucionará los problemas económicos, como el paro o el crecimiento de la demanda" ,reconoce Patricia Mata, analista de CMC Markets.

Entre las compañías más penalizadas de la sesión fueron las más cíclicas. ArcelorMittal como representante: perdió un 8.89% y marcó los 11.23 euros. Abengoa descontó un 7.31% de su cotización,que cerró en los 15.34 euros mientras que Indra marcó en los 10.04 euros su último movimiento, tras un recorte del 7.26%.

A pocos pasos, los grandes del selectivo español. BBVA perdió un 5.46% y cerró en los 5.39 euros. Iberdrola cedió un 5.38% en tanto que Banco Santander acumuló descuentos del 5%, con lo que mañana comenzará a cotizar en los 5.47 euros. Telefónica contó pérdidas algo inferiores - 4.68%- con lo que los inversores podrán comprar mañana las matildes a 13.13 euros.

Entre las compañías menos penalizadas de la sesión, Banco Sabadell perdió un 1.65%, hasta los 2.56 euros. BMe perdió un 1.8% mientras que inditex o Banco Popular se colocaron en la fila de más del 2%.