Nueva sesión de fuertes pérdidas en Europa que colocan al futuro del DAX por debajo de los 9000 puntos con los problemas muy focalizados: los bancos temen una extensión de la era de los bajos márgenes, las petroleras y mineras tienen miedo a no poder pagar su deuda de alto rendimiento por bajos ingresos y la posibilidad de no ver subidas de tipos en EEUU empuja el Euro al alza y pasa el efecto divisa de las exportadoras de la Eurozona a EEUU.
 
Hoy hemos tenido otra sesión de un infarto en Europa que se ha saldado con nuevas bajadas y una mayor perforación del soporte de los mínimos de agosto por ejemplo en el futuro del índice alemán. Con la bajada de hoy, bastantes futuros sobre índices en Europa a días con nocturno tocan otra vez la sobreventa.
 
Varios son los factores que nos han estado bombardeando durante toda la mañana y que nos sacaron de una lateralidad que duró bastante tiempo en donde la volatilidad era la reina y cambiábamos de dirección cada poco.
 
Si miramos el interior del Stoxx 600, se identifican los problemas:
 
Super sector bancario -4,54%, automoción y recambios -2,26%, recursos básicos -5,16%, servicios financieros -2,4%, aseguradoras -3,04%, petroleras -3,14%.
 
El sector bancario, los servicios financieros y las aseguradoras están unidas por el mismo hilo: la reducción a márgenes.
 
Desarrollando un poco lo anterior. Hoy hemos visto cómo han aumentado las apuestas acerca de que el mes que viene el Banco Central Europeo extenderá el programa cuantitativo a 2017 y además bajará la tasa de los depósitos a -0,7%. Además, el indicador principal sobre las expectativas de inflación que mira el Consejo de Gobierno ha creado nuevos mínimos, lo que ha dado alas a casi todo el mercado de deuda a subir los precios y, por tanto, bajar las rentabilidades, salvo Portugal que toca a 10 años máximos de 15 meses por miedo a su situación.
 
Como consecuencia de todo lo anterior, se alarga el período en donde los márgenes de todo el sector bancario y las inversiones en deuda pública que puedan estar haciendo tanto los bancos como las aseguradoras, se reducen, por lo que hay una menor perspectiva de rentabilidad y de beneficio que hacen que vayan a pasarlo francamente mal, como ha subrayado el Gobernador del Banco de España.
 
Las exportadoras alemanas lo están pasando mal porque el euro se está disparando al alza subiendo un 1% contra el dólar y también el 0,5% con respecto a la libra. Esto parece un contrasentido precisamente porque la deuda pública está bajando los tipos y no hay expectativas de inflación, por lo que parece incongruente que se esté encareciendo el euro, pero es que el problema no es el euro, es el dólar. Recordemos la mala situación técnica que tiene el dólar con respecto al yen ya que está intentando ejecutar un hombro cabeza hombro gigantesco y encima hemos visto cómo la producción industrial en Alemania ha quedado peor de lo esperado, por lo que se sigue sin tener claro que la Reserva Federal pueda subir los tipos de interés, así que la debilidad del dólar es automática.
 
Lo anterior tiene más miga de lo que parece, ya que la debilidad del euro ha generado un factor divisa positivo para las empresas exportadoras de la zona euro, el mismo factor que hemos visto negativo en las empresas norteamericanas y que ha lastrado los beneficios. Sin embargo, con esta menor perspectiva de subidas en la Reserva Federal, tenemos que el factor divisa cambia de Europa a Estados Unidos, algo que hemos visto cuando en los gráficos comparábamos el NYSE con el Stoxx 600 y su fuerza comparada había roto los mínimos y salido de esa lateralidad, mostrando que Wall Street empieza a tener ventaja, pues el índice norteamericano está por encima de los mínimos del mes pasado cuando el europeo los ha perforado.
 
A este respecto, debemos seguir insistiendo en que los institucionales al cierre de ayer se mantienen neutrales.
 
Recursos básicos tiene más o menos los mismos problemas que las petroleras, rebajas de rating, reducciones de precio objetivo y miedo a que el bajo precio de los productos les impida pagar la deuda. A este respecto, hoy conocimos que Warren Resources habla ya abiertamente de negociaciones con los acreedores para una reestructuración de deuda y si no funcionan, se va la bancarrota directamente. Esto que hemos visto, y que también se repitió la última vez con Chesapeake Energy, podría ser el pan nuestro de cada día de ahora en adelante ya que hemos sabido que la agencia internacional de la energía dice que el problema del exceso de producción va a ser peor de lo esperado porque la OPEP ha subido la suya y encima Irán ya está en el mercado y también subiendo su producción. También hemos visto como los diferenciales de la deuda basura del sector energético se disparaban a niveles nunca vistos, lo que hace difícil su supervivencia por no poder pagar esos diferenciales con ingresos bajos.
 
En resumidas cuentas, Europa ha perdido más, con el futuro del índice alemán colocado por debajo de los 9000 puntos mientras al cierre europeo Wall Street todavía estaba por encima de los mínimos de enero, por lo menos en el Dow Jones, el de transportes, el NYSE y el SP 500.
 
Verán la crónica al completo
 
 
Se esperaba una apertura moderadamente a la baja en Europa. Estos son los factores a considerar
 

1- Ayer Wall Street rebotó hacia el cierre, gracias a una subida de los valores de energía, cerrando bastante lejos de mínimos. Esto debería haber llevado a un rebote de sobreventa a las bolsas europeas en la apertura, pero se han encontrado con que los futuros americanos en el Globex vuelven a bajar con fuerza, perdiendo todo ese rebote final.

2- El petróleo sigue luchando por no perder el importantísimo soporte psicológico de los 30 dólares. Esta noche lo ha rebasado varias veces, pero aún no está claro si lo pierde o no, es importante para las bolsas que están mírame y no me toques.

3- El Nikkei se ha desplomado de forma brutal un 5,40% nada menos con ventas muy agresivas en bancos y valores del sector financiero como ya pasó ayer en Europa y en EEUU. Las cosas se complican, los bancos centrales, están cambiando de opinión, la FED ha cometido un error histórico subiendo tipos en mal momento, y el mercado considera que los bancos tienen mal porvenir pues el estrechamiento de márgenes hasta niveles nunca antes vistos en la historia va a perjudicar gravemente su modelo de negocio habitual.

4- A destacar las compras agresivas de ayer de credit default swaps, y el grave desplome del mercado de COCOs bancarios, es decir de bonos convertibles de contingencia, luego lo comentamos ampliamente en situación intradía. Pero el mercado está muy asustado con este tema, al que algunos llaman las nuevas preferentes.

5- El deterioro técnico es notable, tras la pérdida ayer del Dax del soporte mayor de mercado, donde siempre se había parado desde agosto y que ahora será resistencia.

Vamos con las noticias corporativas.

Sanofi da resultados flojos aunque algo compensados por sus actividades en EEUU

ArcelorMittal sufre bajada de recomendación de ING

Deutsche Bank. Muchas dudas sobre su capacidad de pagar todos los cupones de bonos. El banco ha hecho un comunicado diciendo que toso esto es incorrecto y que tiene perfecta capacidad. Ayer cayó el 9,5%

Los credit default swaps bancarios subieron ayer al mayor nivel desde el 2013.

En el frente corporativo dato pésimo de producción industrial en Alemania con bajada de -1,5% cuando se esperaba +0,2%

La balanza comercial alemana también peor de lo esperado.,

Durante la mañana dato de balanza comercial de UK a las 10h30

Más información en el vídeo de apertura.

 
El super sector de recursos básicos es el peor de Europa con un descenso del -5,12% gracias a que hay numerosas rebajas de precios objetivos de los valores fuertes del sector y además rebajas de rating. La situación es parecida a la de las petroleras, los bajos precios de su producto hacen temer no sólo por la consistencia y sostenibilidad del dividendo sino también de la habilidad para que puedan pagar su deuda, por lo que el sector cada día es menos rentable.
 
Por otro lado, las petroleras están descendiendo -2,83% ya que hoy hemos conocido que la agencia internacional de la energía considera que el problema de la alta producción de crudo va a ser peor de lo esperado. En el siguiente enlace tienen información al respecto:
 

 
Y el final, el más importante de todos, es el problema que representa el sector bancario. Vamos a hablar un poco profundamente sobre esto.
 
Recuerden que hoy la medida de perspectivas de inflación que está mirando el Banco Central europeo ha creado mínimos históricos y es negativo para el sector bancario. En este enlace tienen más al respecto:
 

 
Seguro que más de uno de ustedes pensaba que con las preferentes, se habían acabado los productos bancarios capaces de darnos un susto de muerte en un determinado momento. Pues nada más lejos de la realidad.
 
A finales de 2012 y principios de 2013, con el apoyo de los gobiernos de los diferentes y de la zona euro, se pusieron en marcha otros productos, que de nuevo están haciendo temblar a más de uno.
 
Ya su nombre era premonitorio, ¿recuerdan como se decía a los niños que se portaran bien antiguamente? Nos decían que si no venía el Coco… pues bien… los bancos crearon los cocos.
 
¿Y eso qué es? Pues son las siglas de bonos convertibles contingentes.
 
Esta vez no debería haber particulares pequeños atrapados. Estas emisiones sólo eran válidas según las nuevas leyes para inversores cualificados según el Mifid, o bien para institucionales.
 
Se vendieron con rapidez, porque tenían rentabilidades muy altas.
 
Para el emisor todo eran ventajas. Los cocos se consideran como capital en los ratios severos que se aplican hoy en día, porque si se rebasan determinados niveles fijados de antemano, los bonos se convierten forzosamente en capital. Es lógico, realmente, es como un capital en diferido.  Con lo cual el banco no tiene por qué preocuparse… El problema es llegado el caso para los compradores, la rentabilidad es una maravilla, mientras todo va bien, pero si se complican, forzosamente sus bonos pasarán a capital… y al titular le darán acciones. Claro, se las darían en el peor momento… Peor es el default del bono desde luego, pero aun así, nadie ha comprado COCOs para acabar teniendo acciones.
 
Y aquí viene el problema de estos días. ¿Recuerdan que ayer les comentaba que se veían movimientos de cobertura de credit default swaps bancarios por todos lados. Pues el tema viene por aquí. Hay cocos en abundancia, y las manos fuertes empiezan a temer que van a tener problemas con ellos.
 
Vean este gráfico de Reuters sobre los COCOs de Unicredit en Italia, Deutsche Bank, en Alemania, uno de los bancos que más miedo está dando a los inversores, y el Santander en España.
 
s1

 
El Santander es la línea azul, el “mejor” de todos, pero como ven las cosas se están poniendo verdaderamente feas.  Es un movimiento de pánico, e insisto, ahí lo que hay sobre todo son manos fuertes.
 
JP Morgan comenta que a estos precios lo que está descontando el mercado es un retraso medio de 3 años en el pago de cupones. Y hay mucha mano fuerte que se está asustando y comprando coberturas de riesgo.
 
Este es un mercado muy ilíquido y, según comentaban ayer todos los expertos, esta iliquidez ha exacerbado la caída. Y tiene toda la pinta de que es así. Y ha aumentado el miedo a los bancos, que evidentemente como sigan cayendo podrían empezar en algunos casos a hacer saltar los niveles a partir de los cuales llega la conversión forzosa, que evidentemente la mayoría de tenedores no quiere ver ni en pintura.
 
Los bancos son el problema. El diagrama del problema se puede resumir con facilidad:
 
  1. China se está enfriando fuertemente. Los datos están falseados, puede que su PIB sea dos o tres puntos peor del que dicen. 
  2.  
  3. Los emergentes se están yendo a pique con esta debilidad de China.
  4.  
  5. Las potencias occidentales difícilmente se pueden sustraer a esta crisis chino-emergente. Y además con sospechas más que fundadas de que China no tiene muchas opciones de evitar una fuerte devaluación extra de su moneda, lo que va a complicar más las cosas.
  6.  
  7. En este ambiente de en el mejor de los casos, bajo crecimiento mundial, y baja inflación, o deflación, los bancos centrales cambian de opinión repentinamente.
  8.  
  9. El BCE habla de más medidas. El banco de Japón pasa los tipos a negativo. Y la FED aún no dice nada, pero el mercado va muy por delante, y los futuros sobre fondos federales descuentan que la FED ha cometido un error histórico y que no habrá subidas de tipos. De hecho aunque aun levemente empieza a descontarse lo contrario. Pero se da a una subida de tipos en febrero de 2017 apenas 27%.
  10.  
  11. Y aquí llega el problema para los bancos, nos estamos condenando a muchísimo más tiempo de tipos cero, negativos o como lo queramos llamar. Mucho más tiempo. Y la banca no tiene margen, no tiene rentabilidad, y no puede desarrollar su negocio habitual. Y todo esto encima en un entorno difícil y con mucha morosidad encima por la crisis reciente.
 
Demasiado encima de los bancos. No es de extrañar que los tenedores de los COCOs, estén temiendo realmente que viene el COCO. Y otro invento más bancario que puede terminar dando problemas. Realmente no es una cuestión de que sea el producto X, Y o Z, es que los bancos llevan muchos años con problemas, y cualquiera que les financie pues corre bastante riesgo, use el instrumento que use.
 
El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo claramente neutral y con actividad alta. Viendo que esto dura ya tiempo, debemos estar atentos a lo que pueda pasar mientras estemos en Wall Street por encima de los mínimos de enero.
 
La deuda europea recibe otro apoyo para aumentar los precios y reducir las rentabilidades.
 
La mañana en Europa está siendo muy movida pero ha aparecido un factor que está intentando ayudar al global del mercado.
 
En el situación intradía hablaremos con calma y cierta profundidad de la situación que preocupa del sector bancario, pero cada vez que los bancos tienen un problema, de fondo se está mirando al Banco Central Europeo.
 
Recuerden que la situación no es favorable para el sector bancario debido a que los márgenes cada día son más pequeños y eso cuestiona su modelo de ingresos, haciendo que cada vez sea más difícil hacer que la rentabilidad del negocio sea suficiente.
 
Parte de lo anterior viene por las inyecciones de dinero que está realizando el Banco Central Europeo, por un lado por los tipos en negativo de los depósitos y por otro la intervención en el mercado de deuda, bajando el precio del dinero.
 
Pues bien, la situación global general, los malos datos macroeconómicos que estamos teniendo tanto desde China, como en Europa, recordemos los que hemos conocido hoy de producción industrial de Alemania, y también en Estados Unidos, hacen que se incrementen las apuestas por ver un aumento de los estímulos por parte del Banco Central Europeo en la reunión del mes que viene.
 
Lo anterior debería ser favorable para el mercado, pero al mismo tiempo es negativo para el sector bancario, porque más estímulos podrían bajar todavía más las rentabilidades del mercado de deuda, aumentar la burbuja que está sufriendo dicho mercado, pero poner contra las cuerdas todavía más a todo el sector bancario por reducción de márgenes mayor.
 
Ya saben que el Banco Central Europeo se está fijando mucho en las perspectivas de la inflación y ellos mismos han dicho que miran dichas perspectivas en los breakeven forwards de cinco años dentro de cinco años, es decir, se fijan en cómo se apuesta sobre las perspectivas de inflación a cinco años dentro de cinco años, lo que nos deja cómo se cotizan las perspectivas de inflación en 2026 pero cotizando en 2021. Pues bien, el jaleo de indicador anterior ha creado un nuevo mínimo histórico en el 1,4740%, bien por debajo del 2% objetivo.
 
Tras lo anterior, se están incrementando las apuestas por ver más intervención del Banco Central Europeo, lo que está haciendo que el mercado de deuda en la zona euro se haya calmado, haya bajadas de rentabilidad e incluso las más susceptibles de tener problemas, como es la periferia, estén tranquilas.
 
En resumidas cuentas, por el deterioro de las perspectivas de inflación se cree que el Banco Central Europeo aumentará las medidas el mes que viene, es algo bueno para la economía porque ayudará a capear el temporal, pero en realidad es un aviso a los inversores del sector bancario de que las turbulencias en el sector van para largo.
 
Unicredit, resultados
 
El mayor banco italiano por activos ha presentado beneficios netos del último trimestre de 153 millones de euros, comparados con los 170 del año pasado. Bastante mejores de lo esperado.
 
Las ventas quedan planas con respecto a 2015 en 5590 millones de euros, mejores de lo esperado.
 
El presidente de la entidad dice que es demasiado pronto para saber si tomarán parte en un esquema patrocinado por el gobierno para la venta de la cartera de malos préstamos. Confiesa que están mirando todas las posibilidades que tienen a su alcance para poder realizar esas ventas pero no a cualquier precio.
 
También dice que el máximo del problema italiano con los préstamos en problemas ya se ha alcanzado y que la reacción del mercado es exagerada.
 
Comentarios del Banco de Iglaterra sobre subidas de tipos
 
Cunliffe, del BoE, advierte que el crédito está otra vez incrementándose más rápido que el producto interior bruto y dice que le gustaría empezar a pensar en acciones a tomar para manejar el riesgo de estabilidad financiera más pronto que tarde. También dice que la posición es vulnerable a cambios alcistas de los tipos de interés sin que haya un aumento similar en los ingresos… Y esto es un aviso a navegantes.
 
Considera que teniendo en cuenta que la caída de los tipos de interés fue el resultado de factores estructurales que tienen aspecto de ser duraderos, el aumento de la deuda de los hogares probablemente sea sostenible.
 
La agencia internacional de la energía vuelve a advertir sobre el exceso de producción
 
Todo el mundo está esperando un acuerdo en la OPEP para rebajar las producciones, aumentar los precios y así poner solución al factor que está asfixiando sus economías. Recordemos cómo Rusia cada vez que el crudo baja por debajo de los 30 $, empieza a soltar bulos sobre reuniones con algunos miembros de la OPEP, que son inmediatamente contestados negándolo todo.
 
Recordemos también cómo los países del golfo están cambiando sus legislaciones para aumentar los ingresos vía impuestos y de esa manera poder compensar la reducción de ingresos por la venta de crudo, lo que avisa de que se están preparando para una larga época de bajos precios, lo que quita probabilidades a ese acuerdo de reducción de producción.
 
Pues bien, la agencia internacional de la energía dice que el exceso de producción previsto del crudo va a ser peor de lo esperado, ya que Irán ha vuelto al mercado tras el levantamiento de sus acciones, aumenta la producción, y la OPEP no tiene ningún viso de reducirla, más bien al contrario, la ha vuelto aumentar.
 
Según sus cálculos, la producción de crudo de la OPEP en enero subió en 280.000 barriles por día hasta alcanzar los 32,63 millones de barriles por día, con Irán aumentando la producción 80.000 barriles al día hasta alcanzar casi los 3 millones.
 
Sabiendo que la estrategia de Arabia Saudita es aumentar la producción para no perder cuota de mercado, también subió su producción en 70.000 barriles hasta alcanzar los 10,21 millones por día. Irak sigue la estela y marca un récord de producción en 4,35 millones de barriles por día.
 
La otra cara de la moneda, los productores que no pertenecen al cártel, bajaron en enero en 500.000 barriles por día, lo que sigue haciendo daño y reduciendo el número de instalaciones activas, tal como estamos viendo todas las semanas con el dato de Baker Hughes.
 
El sector de recursos básicos y petroleras entra en un terreno extraordinariamente peligroso
 
Tengamos en mente que la Agencia Internacional de la Energía ha dicho que el problema del exceso de producción es superior a lo esperado porque la OPEP ha aumentado su producción y además Irán entra en juego aumentando también la suya para ganar cuota de mercado.
 
Con respecto a eso, debemos tener en mente que la situación de bajos precios de las materias primas va para largo y que están siendo tocadas por el mismo efecto tanto las petroleras como las mineras.
 
Recordemos que ayer vimos cómo Chesapeake Energy dijo que había contratado a abogados especialistas en quiebras, lo que le valió un desplome superior al 30% en el mercado que pueden ver en este gráfico:
 
chk
 
Encima, hoy hemos conocido que Warren Resources admite que ha empezado contactos con los acreedores para una reestructuración de deuda y que si no se llega a un acuerdo tendrá que pedir la bancarrota para protegerse de ellos. Este valor ayer cayó más del 7%, así que mucho ojo con lo que pueda pasar hoy:
 
wrees
 
Son las primeras muestras de lo que se esperaba hace tiempo y que fueron el disparador de los desplomes en el mercado de deuda de alto rendimiento que vimos hace semanas. Los precios de sus productos son tan bajos que los ingresos no pueden sostener su endeudamiento. Primero empezaron a recortar dividendos, después programas de recortes de costes, y por último venta de activos, y aún así parece que no es suficiente, porque, con estas dos muestras, empezamos a meternos en un terreno realmente pantanoso que puede acabar muy mal para ambos sectores. Debemos estar atentos a lo que pase en las próximas semanas.
 
Warren Resources es la primera del sector de recursos básicos que habla claramente de que ha iniciado las conversaciones con los acreedores para tantear una reestructuración de deuda.
 
Dice que usando el punto medio de las previsiones de producción, espera que la misma en crudo en 2016 caiga cerca del 18% y que la de gas también caiga cerca del 20%. Con estas perspectivas, asume que no va a gastar dinero en perforaciones en ninguna de sus propiedades durante este año.
 
Mucha atención porque también es la primera que dice que si no se llega a un acuerdo de reestructuración tendrá que declararse en bancarrota y buscará en ese estado la protección contra los acreedores.
 
Dice que los bajos precios han totalmente eliminado algunas reservas y también reducido la vida media del resto.
 
Admite que está pidiendo concesiones de todo el mercado de deuda para poder sobrevivir a lo que consideran que va a ser un giro bajista de los precios de las materias primas muy largo.

Weidmann (Bundesbank) habla
 
Dice que no piensa que se vaya a deteriorar demasiado las perspectivas económicas de China.
 
Pide que el mecanismo de resolución bancaria debe activarse cuanto antes y dice que la volatilidad del mercado se ha extendido desde Asia al resto del mundo, considerándola excesiva.
 
Comentarios del ministro del petróleo iraní
 
El ministro del petróleo iraní dice que la industria necesita al menos 200.000 millones de dólares para desarrollo en los próximos años. De esa cantidad, entre 15.000 y 20.000 millones irán desde el fondo de desarrollo nacional, quedando el resto para inversores extranjeros.

TUI Travel, resultados
 
- TUI ha presentado hoy resultados de su último trimestre de 2015 con una pérdida de 184 millones de euros, mucho más grande que los 104,6 millones del año pasado. Si quitamos los movimientos a las divisas, el EBITA mejora hasta una pérdida de 97,3 millones desde los 104,8 del año pasado.
 
Con respecto a las ventas, suben a 3720 millones desde los 3530 del año pasado.
 
Siguen convencidos de que van a poder tener un crecimiento del EBITA de al menos el 10% a finales de este año.
 
Sanofi, resultados
 
La farmacéutica francesa ha presentado resultados con un beneficio neto de 334 millones de euros, lo que significa un descenso del 75% con respecto al mismo periodo del año pasado.
 
Las ventas totales de la empresa mejoraron un 2,3% hasta alcanzar los 9280 millones de euros. Sin embargo, dentro de estas cifras ahí malos datos de su fármaco superventas contra la diabetes, pues en Estados Unidos está obligada a bajar mucho el precio para poder vender. Estas ventas son cerca del 20% de los ingresos de la de la empresa y en concreto de ese fármaco han caído -13%, algo normal habiendo perdido la patente del año pasado.
 
La compañía espera que los beneficios de la empresa estén ampliamente establecen 2016 sin contar los movimientos de las divisas. Propone un dividendo de 2,93 € a costa de los beneficios de 2015.
 
Los resultados empresariales destacados en EEUU:
 
Coca Cola, resultados
 
Coca Cola presenta resultados de 0,28 $, peores de lo esperado que eran 0,37 $ pero mejores que los del año pasado que fueron 0,17 $. Ajustados son 0,38 $.
 
Las ventas caen -8% hasta situarse en 10.000 millones de dólares, ligeramente por encima de lo esperado. Estados Unidos es su gran aporte porque el volumen en la zona aumenta +3%, lo que le ha permitido subir los precios y además dirigir al consumidor hacia recipientes más pequeños, que tienen un coste más alto. Esto en cierta medida queda compensado porque el resto de regiones las ventas se han debilitado y encima las divisas también muerden.
 
Con respecto a las previsiones, espera que este año sin divisas tanto las ventas como los beneficios por acción se incrementen en un rango que va del 4% 6%.
 
GoodYear, resultados
 
GoodYear presenta resultados del último trimestre con pérdidas de nada -380 millones cuando el año pasado tuvo beneficios de 2130. La culpa la tienen las devaluaciones de sus operaciones en Venezuela, así que ajustados son beneficios de 0,93 $, mejores de lo esperado que eran 0,75 $ y también mejores que los del año pasado que fueron 0,59 $.
 
Las ventas caen a 4060 millones de dólares desde los 4360 del año pasado, afectados por los movimientos en las divisas.
 
Los datos de Europa de hoy:
 
Alemania:
 
- Balanza comercial de Alemania de diciembre queda en superávit de 18.800 millones, bajando desde los 20.500 del año pasado y peor que los 20.200 esperados.

Las exportaciones caen -1,6% desde +0,5% y mucho peor de lo esperado que era +0,5%.

Las importaciones caen -1,6% desde el +1,3% anterior y mucho peor de lo esperado que era una bajada de -0,5%.

- Producción industrial de Alemania de diciembre cae -1,2% desde -0,1% y mucho peor de lo esperado que era crecimiento de +0,4%.

Suiza:
 
Tasa de desempleo de Suiza de diciembre sube al 3,8% desde el +3,7% anterior y peor de lo esperado que era sin cambios. Mal dato para el CHF.
 
Francia:
 
Inversión industrial de Francia del Q1 sube +7% desde el +3% anterior.
Reino Unido:
 
Balanza comercial de Reino Unido de diciembre nos deja un déficit de -9.920 milllones de libras, bajando desde los 11.500 anteriores y mucho mejor de lo esperado que era una reducción a 10.400
 
Grecia:
 
Producción industrial de Grecia de diciembre mejora +5,2% desde el +2% de noviembre.
 
Los datos de EEUU:
 
Inventarios mayoristas de Estados Unidos de diciembre caen -0,1%, ligeramente mejor de lo esperado que era una bajada de -0,2% y desde el -0,4% de noviembre.
 
Las ventas mayoristas caen también -0,3%, ligeramente mejores de lo esperado que era un descenso de -0,4%, reduciendo el descenso desde el -1,3% anterior.
 
El ratio de stock a ventas se mantienen 1,32 meses.
 
Es un mal dato para la economía, pero apoya que la Reserva Federal frenen sus intenciones de subidas de tipos, por lo que debería tener un efecto ligeramente positivo en el mercado, ligeramente positivo también en los bonos y negativo en el dólar.
 
Resumiendo la sesión: nueva sesión de fuertes pérdidas en Europa que colocan al futuro del DAX por debajo de los 9000 puntos con los problemas muy focalizados: los bancos temen una extensión de la era de los bajos márgenes, las petroleras y mineras tienen miedo a no poder pagar su deuda de alto rendimiento por bajos ingresos y la posibilidad de no ver subidas de tipos en EEUU empuja el Euro al alza y pasa el efecto divisa de las exportadoras de la Eurozona a EEUU.