Sigue el rally navideño. Jornada alcista en Europa gracias a datos débiles de inflación en España y Alemania que hacen subir las expectativas de una QE cercana. Ha limitado las ganancias  el grave desplome del petróleo que ya está en 70 dólares, debido a que la OPEP finalmente no ha tocado la producción, y ha castigado al sectorial de energía. Y también la llegada del futuro del DAX a la resistencia psicológica de los 10.000 puntos. El día ha sido de bajo volumen por la festividad de Acción de Gracias en EEUU.  
 En número reciente de la revista semanal XL que se entrega con muchos periódicos como suplemento los fines de semana, aparecía este curioso estudio:
 
“Los hombres ligan mejor con la voz grave. Así lo afirma un estudio de la Universidad de Stirling (Escocia). Al ligar con una mujer, ellos agravan la voz, hasta una octava más y cambian con frecuencia de tono. La hacen más cantarina”
 
Curioso…
 
Cuando algo quiere bajar en los mercados financieros igual también agrava su voz. Y desde luego que el petróleo debe estar ronco, porque ha sido el protagonista de la jornada, con un grave desplome de más del 3% tras terminar la reunión de la OPEP sin tocar la producción de crudo, en una clara declaración de guerra a la competencia que les supone las nuevas técnicas como el fracking y cosas similares.
 
Esta caída ha llevado al sectorial de energía y gas del stoxx 600 a serias bajadas, pero a pesar de esto Europa ha estado alcista desde el principio de la sesión.
 
Y todo ello gracias a los datos de inflación de Alemania y España que han llevado a pensar que suben exponencialmente las posibilidades de QE, porque cada vez cae más. Mañana se da dato de inflación de la eurozona y se espera que quede solo en el +0,3%.
 
Todo ello en el contexto de una sesión muy lenta y con bajo volumen, muy condicionada por la festividad del Día de Acción de Gracias en EEUU.
 
Nos ha parado en la subida la llegada del futuro del Dax a la gran resistencia psicológica de los 10.000 puntos.  Pero por lo demás seguimos en un tranquilo rally navideño.
 
Vamos con la crónica al completo de la sesión.
 
Se esperaba una apertura moderadamente alcista en Europa.

En una sesión que va a estar totalmente condicionada por el hecho del festivo de Acción de Gracias en EEUU. Esto seguramente dará lentitud a la sesión, que puede ser muy aburrida por la tarde especialmente, y en cualquier caso hará que el volumen esté muy por debajo de lo normal.

Por lo demás todo sigue igual que en días anteriores.

Para empezar Wall Street sigue su marcha triunfal. Lento, pero es que las tendencias alcistas son así, lentas y con  muy baja volatilidad. Ayer las energéticas tuvieron problemas, al bajar 1% y ya llevan más del 3% en pocos días, pero se compensó todo con la subida del sectorial de semiconductores, que gané el 2,1% y se ha ido a máximos desde el 2001. H. packard con buenos resultados fue una gran ayuda para todo esto.

También ayudó a las tecnológicas la buena marcha que lleva últimamente Apple.

Mientras, en Europa sigue cotizando al alza la posibilidad de que el BCE ponga en marcha una QE. Las palabras de ayer de Constancio del BCE al final fueron bien consideradas, ya que en realidad lo que dijo es que había posibilidades de ponerla en marcha dentro del primer trimestre del año que viene.

Desde el punto de vista técnico seguimos camino de los techos del lateral de todo el año, y hay que estar atentos a los 10.000 del futuro del dax, que son muy psicológicos y no es nada fácil que los pase a la primera.

Hoy no tenemos a Wall Street que nos dé la nota del compás, así que todo el mundo en Europa se está mirando a sí misma hasta el lunes que viene, cuando los americanos estén otra vez.

Lo más grande que tenemos encima de la mesa es la constante especulación con el famoso programa cuantitativo del BCE, que aunque se ve un poco más lejano, sigue contando para casi todo el mundo.
 
Sólo hay que echar un vistazo al mercado secundario de deuda para darse cuenta de la situación, ya que prácticamente todos los países están reduciendo la rentabilidad, con España al 1,88%, Italia al 2,06%, y Alemania al 0,70%.
 
La nota discordante la está poniendo Grecia con un ascenso hasta el 8,17% porque los operadores siguen viendo con mucho recelo la intención del gobierno de salir del programa de rescate, lo que dejaría al país en un momento en donde el crecimiento no está asegurado en el exterior, por lo que la influencia no sería positiva.
 
Sin embargo, otros datos macro que hemos conocido hoy han aumentado el optimismo de los operadores, como por ejemplo un descenso de la tasa de desempleo de Alemania más de lo esperado, un aumento del M3 en la zona euro, una colocación de deuda de largo plazo y medio de Italia a menor rentabilidad que la anterior, un repunte de la confianza empresarial en España, también repunte de la confianza de los negocios y el clima empresarial en la zona euro, pero un ligero empeoramiento de la confianza del consumidor.
 
En general, parece que los empresarios dan un paso adelante, algo que es muy bueno para el medio plazo, pero necesitan tener apoyo de los bancos centrales.
 
En estos momentos casi todos los súper sectores están en positivo y el descenso de los tipos que paga cada país en el secundario, unido a un repunte de las hipotecas y del precio medio de las mismas en España, está haciendo que las empresas de inversión inmobiliaria ser las mejores en el día de hoy en estos momentos con un incremento superior al 1% en sus precios.
 
Químicas, importante sector dominado por las firmas alemanas, es el siguiente subiendo 0,67%.
 
La nota negativa nos la está dando un día más el sector de petroleras con un descenso de -3,69% al ver cómo los precios del crudo tanto de referencia en EEUU como en Europa, se están desplomando algo más del -3%, ya que no hay recorte de producción del crudo en la reunión de la OPEP. Sin embargo, cuando el mercado se toma tan a pecho esta falta de acuerdo.

Las bolsas europeas siguen con mucha tranquilidad su camino alcista de corto plazo. Aunque desde el punto de vista técnico esta mañana en la subida ya nos hemos encontrado con la gran resistencia psicológica de los 10.000 puntos del Dax, que de momento nos ha frenado por completo. Vital ver qué pasa a la altura de una resistencia tan importante, lo normal es que no sea nada fácil pasar así como así, pero si se consigue sería una señal alcista tremenda.

s1


 El Dax ha sido el índice que más ha contribuido a que estemos en otro día alcista, en este plácido rally navideño gracias al BCE.
 
Y es que en Alemania se ha dado un dato muy bueno de paro, de hecho se ha ido a mínimos históricos en noviembre, y esto ha sido muy bien recibido por todas las bolsas europeas contagiadas por la alemana.
 
Otro factor alcista aunque en este caso ha sido por un mal dato, es el hecho de que la inflación española se haya ido a un -0,5%. Los políticos pueden decir misa, pero estamos en deflación, y esto inmediatamente se ha considerado como una poderosa razón para que el BCE vaya adelante con la QE, pues España es la cuarta potencia de la eurozona, y pesa mucho en el IPC global.
 
El euro ha bajado con claridad tras el dato, mostrando que efectivamente esa es la interpretación que el mercado ha dado a esta cifra macro española.
 
El dato alemán que se ha dado a las dos tampoco augura nada bueno para la inflación. IPC de Alemania preliminar de noviembre sin cambios, cuando se esperaba eso precisamente e interanual de +0,5% cuando se esperaba +0,6%. Es el menor nivel desde 2010. Esto va a seguir subiendo las posibilidades de QE. Los bonos franceses a 10 años por ejemplo bajaban hoy del 1% descontando ya la QE.
 
Mañana se va a dar inflación preliminar de la eurozona, y tras el dato español y el alemán, primera potencia,  se cree que se va en interanual al +0,3%, lo cual empieza a ser inaceptable para el BCE que ya se mostrado muy afectado por este peligroso descenso de la inflación. En todo momento cuando Draghi ha hablado de QE no ha sido por débil crecimiento sino por inflación demasiado baja.

s2


 En este gráfico de Reuters tienen el constante descenso de la inflación que este mes será seguramente peor.
 
Todo esto que está pasando hoy hay que enmarcarlo en el hecho de que es fiesta en Wall Street y esto está condicionando mucho la sesión, que es mucho más lenta de lo normal, e igualmente con volumen muy por debajo de lo habitual.
 
En EEUU mientras tanto sigue la tendencia alcista como si nada, en todo caso, un poco demasiado vertical, vean este gráfico que publicaba hoy Zero Hedge
 
s3
 
29 sesiones sin ni siquiera cruzar a la baja la media de 5 días, la verticalidad es muy exagerada, aunque la tendencia es irrebatible.
 
Vamos a comentar ahora un interesante estudio, que están publicando diferentes medios ante el interés que ha despertado entre la comunidad de analistas, y que nos muestra que también es posible ganar dinero en bolsa analizando los valores por fundamentales.
 
El estudio completo, lo pueden ver en este enlace:
 
Y se llama: Global Value: Building Trading Models with the 10 Year CAPE

El autor, plantea un modelo basándose en el PER modificado de Shiller llamado CAPE. Hay que recordar que es un PER que en lugar de dividir por beneficios futuros lo hace por los ingresos ajustados por inflación de los últimos 10 años, dando una medida de lo caro o barato que está el valor mucho más realista.
 
Pues bien, el autor estudia valores desde 1811 a 2011, una muestra muy larga y completa en función de su CAPE y comprueba cuales fueron sus ganancias o pérdidas posteriores.
 
La tabla es realmente reveladora:
 
Un valor con un CAPE menor de 5, al año sube de media 25,4%, a los 3 el 18,9%, a los 5 el 21,6 y a los 10 años el 15,8%.
 
A partir de ahí las ganancias son totalmente decrecientes conforme va subiendo el valor de CAPE de partida.

Por ejemplo para un CAPE de 10 a 15, que supone el 26% de posibilidades de hallarlos, es decir es un caso frecuente, tenemos que el año sube de media el 10,6%, a los 3 el 8,3%, a los 5 el 6,7 y a las 10 el 8,1%.

Como vemos unas cifras muy inferiores.
 
Conforme sube el CAPE sigue descendiendo la rentabilidad, hasta que llegamos a valores sobrevalorados con CAPE mayor de 40.
 
Este tipo de valores, al año dan pérdida media de 12,5%. A los 3 años pérdida media de 17%. A los 5 años de -4,8% y a los 10 años de -3,5%.
 
La rentabilidad pasa a ser no interesante a partir de CAPE a partir de 20. Entre 15 y 20 ya baja mucho.
 
Queda muy claro en el estudio, que solo interesarían valores con CAPE hasta la zona 10-15.
 
Me parece muy interesante este párrafo, en el cual los autores estudian gran variedad de mercados, durante muchos años, en los casos en que las malas noticias son muy habituales y el CAPE anda por debajo de 5...
 
We examined at the database for all instances where CAPEs were below 5 at the end of the year. We also included the longer US and UK datasets here for some context. We only found nine out of about 850 total market years: the US in 1920, the UK in 1974, the Netherlands in 1981, South Korea in 1984, 1985, and 1997, Thailand in 2000, Ireland in 2008, and…Greece in 2011.

Can you imagine investing in any of these markets in those years? In every instance the news flow was horrendous and many of these countries were in total crisis.

CAGR
35%
30%
20%
12%

Esas rentabilidades son a 1 año, 3, 5 y 10...
 
Al final, aquello de compra barato y vende caro si se hace científicamente no va tan mal en el largo plazo.

Y vean lo que pasa en mercados caros:
 
Likewise, there are only six instances where countries ended the year with CAPE values over 50. Malaysia in 1993, Japan in 1986-1990, 1999, 2005, and 2006, Italy in 2000, India and China in 2007, and Austria in 1991. The Internet bubble in the US narrowly missed the mark with a value of 45 in December 1999. But wow talk about a list of awful times to invest!

CAGR
-15%
-9%
-6%
-3%


Ahora que los mercados están tranquilos, vamos a dar un paso atras y vamos a dar un vistazo algo más amplio a cómo está la situación de los índices Italiano, francés, alemán y el español.

Si se fijan en el gráfico adjunto, tenemos arriba del todo el europeo Stoxx 600 que tiene gran parte de los valores más importantes de cada uno de los índices y que se toma como la referencia en Europa.

Justo debajo, tienen un simple indicador de fuerza que compara el índice de referencia con otro, en este caso cada uno de los índices que hemos tomado.

Cuando el indicador se mueve hacia arriba, significa que el índice del país lo está haciendo mejor que el de referencia europeo, y viceversa.

Pues bien, fíjense como el español está prácticamente haciéndolo igual que el europeo durante todo este año, ya que apenas nos estamos moviendo, pero los más perjudicados han sido los otros 3, con descensos claros y tendencias bajistas bastante claras.

Sin embargo, vean la rotura de la tendencia bajista que ha hecho el DAX, que es el segundo empezando por abajo, y que nos ha llevado a parar, al cierre de ayer, a la directriz que viene desde los máximos de 201, algo que se ha notado al superar la SMA200 el día 21 de este mes, por lo que lo ha hecho mejor que el Stoxx 600.

Ahora debemos estar atentos, ya que hay directrices bajistas intermedias en Italia y Francia, por lo que si las condiciones mejoran para estos países, la gestión activa puede empezar apostar por ellos en detrimento de Alemania, por ejemplo, así que es algo que hay que vigilar atentamente para saber dónde puede ir el dinero activo.

indices


La OPEP no toca la producción de petróleo. Guerra a muerte contra el fracking.

Como se veía venir el mercado, la OPEP, muy condicionada por su más poderoso productor Arabia Saudita no rebaja la producción de petróleo, apoyada seguramente por Irán que no quería tocarla porque bastante tiene con las cuotas que le ponen.

Y no es que no haga falta, porque antes de empezar Venezuela que la sobreproducción es muy elevada, y el precio del barril de crudo no para de bajar, y ahora está a poco más de 70 dólares por barriles, cuando hace muy poco estaba por encima de 100.

Esta medida especialmente daña a otro productor, no OPEP, como es Rusia, que se ve condenada a problemas muy serios económicos, pues a este precio y con las sanciones por sus disparates militares no le llegan los ingresos.

La causa final de todo esto, ya saben cual es. Los países ricos de la OPEP le han declarado la guerra al fracking y a las nuevas técnicas, para no perder cuota de mercado. Para ellos es un río de dinero igual a 70 que a 100, y si tienen  bastante paciencia, conseguirán el cierre de numerosas instalaciones de fracking, especialmente en EEUU que no pueden competir a estos precios.

La guerra económica es total, y seguramente va a traer consecuencias políticas a largo plazo. De una manera o de otra.

El futuro del crudo, que sigue en nocturno, porque hoy no abre oficialmente está sufriendo una volatilidad enorme tras la decisión como podemos ver en este gráfico.

cl


Como ven ya casi en el nivel psicológico de 70, y esta mañana Irán decía que podía llegar a 65...Por si faltaba algo, Libia dice ahora que está terminando de arreglar un importante oleoducto que estaba parado...


¿La parte buena? Pues esto viene muy bien a muchos sectores empresariales, que ven reducidos sus costes, y también los consumidores. ¿La parte mala? Más deflación para Europa, que a su vez sube posibilidades de QE, como vemos un tema realmente complicado, con multitud de ramificaciones por todos lados.

Los comentarios de Draghi:

Y dice que hay unanimidad sobre usar medidas no convencionales, es de extrañar que sea así, los alemanes puede que hayan dicho que sí pero con muchos condicionantes, pero bueno a él le gusta decirlo. Igualmente ha comentado que la política monetaria sola sin reformas no funcionará.

Está en Finlandia haciendo declaraciones. Comenta que la falta de reformas estructurales aumenta el fantasma de la divergencia económica permanente y amenaza con falta de cohesión perpetua. Y tiene toda la razón.

Las advertencias a la comisión Europea:

Lanza advertencia a Francia, Italia y Bélgica de que sis presupuestos de 2015 rompen las reglas de la desUE. Advierten a Austria, Malta, Portugal y España que sus presupuestos de 2015 tienen riesgo de romper las reglas. Advierten a Alemania que debería empujar la inversión pública, cosa que evidentemente no va a hacer.

Los datos de Europa de hoy:

España:
 
IPC -0,4% en noviembre en interanual, en mensual bajó 0,1%. Los políticos no dicen la verdad cuando niegan que estemos en deflación, vaya que si lo estamos, las matemáticas no engañan.
Confianza empresarial de España mejora un poco al -5,2 desde el -6,9, mejor de lo esperado que era -6,5.

Alemania:
 
Paro en Alemania baja -14.000 cuando se esperaba -4.000.
 
Tasa de desempleo 6,6%, mejor que el 6,7% esperado.
 
Clima del consumidor de Alemania de diciembre mejora a 8,7 desde el 8,5, mejor de lo esperado que era 8,6. 

IPC de Alemania preliminar de noviembre sin cambios, cuando se esperaba eso precisamente e interanual de +0,5% cuando se esperaba +0,6%. Esto va a seguir subiendo las posibilidades de QE.

Eurozona:
 
M3: 2,50 cuando se esperaba 2,60 en M3 anualizada sigue favoreciendo la baja inflación
Sentimiento económico sube de 100,7 a 100,8 cuando se esperaba 100,3. Bueno para euro y bolsas y malo para bonos

 
Resumiendo la sesión, sigue el rally navideño. Jornada alcista en Europa gracias a datos débiles de inflación en España y Alemania que hacen subir las expectativas de una QE cercana. Ha limitado las ganancias  el grave desplome del petróleo que ya está en 70 dólares, debido a que la OPEP finalmente no ha tocado la producción, y ha castigado al sectorial de energía. Y también la llegada del futuro del DAX a la resistencia psicológica de los 10.000 puntos. El día ha sido de bajo volumen por la festividad de Acción de Gracias en EEUU.