El constructor aeronáutico Airbus no ha encontrado "anormalidades" en los vuelos de prueba operados ayer a bordo de un 'superjumbo' A380 y de un A340-600 con motores Rolls Royce, en los que se realizaron test de vuelo para comprobar los posibles efectos de la ceniza volcánica en los aparatos.